Yolanda Peach | Leche con tuna

Un oasis en el que se pueda disfrutar cada instante en un entorno natural, con charlas interminables, sin prisa, saborear de buena comida y bebidas, sin sentir la presión del tiempo o del lugar, es el sueño que Luis David Sosa Altamirano hizo realidad en Caporal.

Originario de Santa María Zoquitlán, un pueblo prehispánico enclavado en las montañas. Se mudó a Guadalajara para estudiar gastronomía.

Inició con un comedor frente a Telmex, después una paletería y Caporal nace en la Calzada de la República hace dos años.

Sólo 15 días después inicia la Jornada Nacional de Sana Distancia por la pandemia del Covid-19 en México y se ve obligado a cambiar el concepto por servicio a domicilio.

“Nos dimos cuenta que la gran mayoría de clientes que pedía la comida de nuestro menú estaba cerca del Hospital de Especialidades”.

Eso lo lleva a buscar un lugar en San Bartolo Coyotepec y lo encuentran en la calle Aldama número 100. Inicia la remodelación para convertirlo en un lugar de ensueño.

Un jardín amplio, árboles, flores, una pileta natural frente a una pared de piedra, área de juegos infantiles, mesas de madera al aire libre, artesanías y vajilla de barro.

Actualmente abren todos los días, de lunes a sábado de 8 de la mañana a seis de la tarde, los domingos de 8 de la mañana a dos de la tarde.

Su cocina internacional, con un toque oaxaqueño. Un menú fijo que cambian cada dos semanas. El domingo es de brunch y ese es nuevo cada vez.

Bebidas variadas, como sus jugos preparados al momento, el de naranja; el rojo con frutos rojos y betabel; el verde con piña, apio, perejil y espinada; el de vitamina c con zanahoria, guayaba, jengibre, naranja y limón; o la mimosa con jugo de naranja y vino espumoso.

Café lechero, de olla o refill, chocolate de agua o leche, chai latte, té o infusiones.

Agua de fruta, smothies, micheladas, sueros, cerveza y mezcal.

Para desayunar podrías encontrar chilaquiles, enchiladas suizas, emparedados, pan francés, panqueques. Ellos hornean su propio pan artesanal.

En esta ocasión tenían como entradas guacamole de molcajete, sopa de frijol, chile relleno, fideo seco y papas gajo.

Diversos tipos de ensaladas, tlayudas, pizzas individuales, hamburguesas, emparedados, alitas.

Como platillo especial tenían el filete caporal, con coloradito de la casa y plátano macho; camarones al coco que sirven con arroz y salsa agridulce; atún sellado que sirven con ensalada de aguacate ajonjolí y chiles toreados; parrillada caporal con chistorra, chorizo argentino, arrachera, quesadillas y guacamole.

Nosotros robamos sus chilaquiles con amarillo y pollo al orégano; taquitos de camarón con aguacate en tempura y una ensalada de frutos.

La música está excelente, el volumen ideal para disfrutarla y platicar.

Continúan con el servicio a domicilio sólo en San Bartolo Coyotepec si llamas al número 9513487483 y puedes organizar tu evento en este lugar.

Ir al Caporal es como visitar esa parte de la hacienda privilegiada, asignada al jefe de los vaqueros encargado de cuidar a la Virgen y las labores del lugar.

Una cocina donde Luis David da rienda suelta a su imaginación, una recopilación de platillos que guarda con amor en su memoria culinaria “quiero que el comensal pueda llegar aquí en momentos distintos, y, encontrar platillos diferentes y deliciosos”.

En el Caporal se disfruta de cocina creativa e internacional, con ingredientes nativos, de cosechas de pueblos cercanos, “elegir siempre productos de alta calidad, naturales. Tengo que ofrecer lo mejor porque si ya se tomaron el tiempo de venir hasta acá a disfrutar nuestra cocina, no puedo hacer otra cosa más que servir lo mejor y tratar de que su estancia sea agradable”.

Si te decides a visitar el Caporal puedes elegir, sin duda, cualquiera de los platillos, experimentar nuevas experiencias culinarias y disfrutar del lugar sin el apuro de las manecillas del reloj.