Fomentar la cultura del vino, un paraíso para los expertos y una escuela para quienes quieran adentrarse a este mundo, es el Festival del Vino en Oaxaca (Fevo). Un encuentro entre productores y consumidores que se vive los días 27 y 28 de septiembre en la Casa de Barro, en avenida Reforma 793, en el centro de Oaxaca.

Un Festival que enriquece la gastronomía oaxaqueña, ya que todos los vinos en sus extensas variedades combinan con la cocina tradicional. Participaron varios restaurantes y entre los platillos que se degustaron, el mole tradicional oaxaqueño, a cargo de Los Pacos, o Bistro que llevó una muestra culinaria.

Se ofrecieron una gran variedad de quesos, jamón serrano, hamburguesas e incluso, hasta Nestlé participó con una demostración de sus productos.

En el evento se disfruta de catas de vino, degustación en el área de stands, talleres con temas alusivos a la bebida, un espacio gastronómico, música, presentación y venta de productos.

Los asistentes pueden conocer productos de diferentes procedencias, nacional e internacional que buscan ganarse un espacio. Se brinda información sobre su elaboración, raíces, tradiciones y costumbres que se enlazan con la cultura oaxaqueña.

Se trata de una fiesta muy especial, en el que se hace énfasis en la importancia del vino en nuestra cultura.