El amarillo es uno de los moles más representativos de nuestro estado y las empanadas uno de los «antojitos» preferidos de todos los mexicanos, en Oaxaca principalmente se suelen comer empanadas de flor de calabaza.

No sabemos bien quien fue la primera persona a la que se le ocurrió la brillante idea de hacer una empanada con amarillo, pollo y cilantro (o epazote), pero realmente hizo una gran aportación a nuestra comida tradicional de hoy en día, tampoco sabemos en dónde comenzó esta original idea.
Algunos dirán que en San Antonino, otros que en Miahuatlán, en realidad no lo sabemos y quizás nos importe poco, al fin de cuentas es un platillo oaxaqueño y eso es lo importante.

 

Claro que hay muchas y de muchas partes, nosotros por la comodidad que representa, te recomendamos que vayas a comprar al mercado 20 de Noviembre, en la lateral, sobre Bustamante, justo en frente de «La Casa del Mezcal», están las señoras que desde muy temprano llegan a vender esta comida espectacular. Si conoces otras que te queden más cerca, adelante.

De vez en cuando no hace daño, y la verdad tienen un sabor muy muy particular. Esperemos nos hagas caso y lo disfrutes ¡Provecho!